domingo, 25 de septiembre de 2022

'Algo nuestro se ha quemado' | El Independiente de Granada

Mi artículo de esta semana en el blog 'Sacando punta' en el periódico digital "El Independiente de Granada". Mi intención principal es que aprendamos algunas lecciones de esta tragedia para la gestión de los incendios y más allá para la gestión forestal sostenible de nuestros montes.  




'Algo nuestro se ha quemado' | El Independiente de Granada

domingo, 18 de septiembre de 2022

'El dinero en el bolsillo, ¿de quién?' | El Independiente de Granada

Continúo 'Sacando punta' a algunos temas de debate social.  Esta semana me he 'atrevido' con el espinoso tema de los impuestos. 






Podíamos resumir el asunto en que no se puede soplar y sorber a la vez. 

'El dinero en el bolsillo, ¿de quién?' | El Independiente de Granada

Espero que no haya pasado inadvertida la actualización de mi perfil, sobre todo por el tema de la foto. No me veréis de esa guisa en muchas ocasiones...

 

sábado, 27 de agosto de 2022

'Nuevo gobierno andaluz' | El Independiente de Granada

Retomo mi colaboración  con el Independiente  de Granada con un artículo sobre el nuevo gobierno andaluz. 

'Nuevo gobierno andaluz' | El Independiente de Granada

viernes, 19 de agosto de 2022

Adoles-sesenta

 




... el día que tú naciste

grandes señales había,

estaba la mar en calma

la Luna estaba crecida,

moro que en tal signo nace

no debe decir mentira...”


El pasado 4 de agosto ha sido mi cumpleaños, como todos los años. Este día también cumplen los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (dos más que yo) y Barack Obama (uno más).


Pero en esta ocasión ha sido un cumpleaños diferente, muy especial, porque acabo de cumplir los cincuentaytodos. En realidad como yo suelo decir sólo he cumplido un año, el resto los tenía ya cumplidos anteriormente.


Podríamos cantar con Alberto Cortés aquello de “a partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida…” aunque en este caso, haciendo algunos sencillos cálculos estadísticos sería más correcto indicar “el último tercio de mi vida”, suponiendo que llego, más o menos, al límite de la esperanza de vida en la actualidad, en nuestro ‘país.


Hace años yo habría pensado (me temo que mucha gente 'más' joven lo vea así ahora aún) que llegar a los sesenta era ya entrar a ser ‘mayor’ y aunque es cierto que la media de edad a la que llegamos ha ido aumentando progresivamente, la barrera del 6 sigue siendo la recta, más o menos larga, en la que llega el final de la vida laboral y algunos síntomas de deterioro físico van asomando. Como en los ‘aparatos’, algunas piezas empiezan a fallar, a funcionar peor, aunque por ahora paso las ITVs personales anuales con solvencia y, gracias a mi seguimiento médico desde hace años y mi ‘disciplina’, los temas del azúcar y de la tensión están (más o menos) controlados. Suelo bromear al respecto con que muchos no tenemos problemas con el impuesto de sucesiones porque las únicas herencias que tenemos, (a pesar de haber tenido padres muy trabajadores durante toda la vida), son las genéticas; en mi caso, salvo ‘esas referidas pequeñas taras’, cuento por contra con un buen legado cromosómico.


En cuanto al 'chasis', yo no me veo mal, comparando con los de mi quinta y ‘para la edad que tengo’, la misma que por ejemplo Tom Cruise, Bertín Osborne, Jim Carrey, Bon Jovi… o Joddie Foster y Demi Moore entre las ‘chicas’.


En todo caso, en unas semanas entraré en boxes para una pequeña reparación interna que he ido demorando, que no debe ser complicada aunque te obliguen a firmar papeles como si te fueras a la guerra.



Quien lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho".


Para mí seguir esta máxima cervantina, ayer, hoy y siempre, es fundamental. Su significado es más complejo de lo que en apariencia supone, (como es habitual en este genio de las letras). A este respecto diré que la vista de cerca está bien, leo sin gafas todavía, y la vista de lejos mejor, ya que veo a los fantasmas y a los gilipollas a larga distancia. El oído es el que se está volviendo más delicado y selectivo y aunque soy de los de la ‘escucha activa’, voy convirtiéndome en sordo de conveniencia.


En lo de ‘andar’ es lo que estoy en déficit ya que lo hago menos de lo que me gustaría y me quedan muchos lugares a los que deseo ir. Tengo en mente tres o cuatro destinos que espero hacer realidad en los próximos años/meses.


Mi llegada a este especial ‘Rubicón’, a diferencia de la de Julio César, no puede completarse con un alea jacta est. No llego a esta edad con una misión concreta, cerrada. No tengo un plan para los próximos, últimos, años de mi vida profesional. Más bien me encuentro como un adolescente (adoles-sesente en mi caso) pensando, buscando y dibujando, con ilusión, qué hacer cuando sea mayor.


Como prueba de estas ganas de 'hacer cosas', de emprender nuevos proyectos, señalaré que no abandono mi continuo aprendizaje y formación como empleado público en diferentes programas de innovación pública y de gestión del conocimiento, (a pesar de que me quedan eventualmente, en principio, apenas cinco años para mi jubilación). Mantengo además otras líneas de trabajo como mi colaboración en un proyecto de investigación sobre la miel de Sierra Nevada o mis apariciones esporádicas, (prefiero que me echen d emenos a que me echen de más), en prensa tanto en el campo divulgativo ambiental como en el socio-político. Tengo además abiertas varias líneas profesionales que me hagan salir del destino ‘provisional’ en el departamento de Sanidad Vegetal al que he sido ‘condenado’, hace poco más de un mes, en la Junta de Andalucía, tras la resolución del concurso de traslados…


Estoy abierto a ofertas para 'cambiar de equipo' y aprovechar mi bagaje y experiencia en la gestión pública en algún lugar en el que sean útiles ‘mis competencias técnicas y directivas’. Barajo incluso la posibilidad de hacerme un Iniesta o un Beckham e irme a jugar en otras ligas exóticas como las ‘viejas glorias’ un par de temporadas antes de colgar las botas, aunque más bien tengo la intención de 'morir con las botas puestas'.

Adolescencia-sesenta

Resumiendo: que mi actitud vital ante esta nueva etapa no es la de resignarme a que vayan pasando los años sino la de enfrentarme, con menos fuerza física pero con más aptitudes, a nuevos retos, a abrir nuevos frentes. No quiero esperar a que me llegue el final de mi vida activa laboral y profesional sino que voy a ir a su encuentro, hasta que duren y me duren las ganas de cambiar el mundo desde la fórmula que he venido practicando hasta ahora: procurar hacer las cosas lo mejor posible en el lugar que esté. Como mi padre me enseñó, “cuesta lo mismo hacer las cosas bien que mal”, y yo encuentro una gran satisfacción y complacencia en el deber cumplido y el trabajo bien hecho. Quizás no sirva para cambiar el mundo, pero sí mi mundo y en todo caso como dice un proverbio chino “más vale encender una vela que maldecir la oscuridad”.


Una celebración de cumpleaños muy especial.


Para que este especial cumpleaños no fuera uno más mi familia me preparó una fiesta sorpresa en un ‘marco incomparable’, a la que se sumó un buen puñado de buenos amigos; me hicieron muchos (y buenos regalos) y me hicieron pasar un rato muy agradable sintiéndome muy arropado y querido. Si las penas con pan son menos, las alegrías con jamón son la rehostia. 








Nota. Aprovecho para volver a agradecer las numerosas felicitaciones, y buenos deseos, recibidas por tierra, mar y aire.

¡¡¡Las redes sociales también pueden servir a buenos propósitos y buenas causas!!!

martes, 5 de julio de 2022

Marismas del Odiel



Vuelvo a la carga en Enred@2.0 en el apartado Andalucía NATURALmente, ya la cuarta entrega de la serie tras Sierra Nevada, Grazalema y la Sierra de María-Los Vélez

En esta ocasión os invito a conocer la Reserva de la Biosfera "Marismas del Odiel". De la mano del director conservador de este espacio natural protegido, Enrique Martínez, y de Marina Garrido, asesora técnica del Paraje Natural, hemos preparado un reportaje para esta revista digital con toda la información necesaria para organizar una visita y dar gusto a todos los sentidos. 


Hemos agrupado el contenido en los siguientes apartados:

  1. Un lugar especial, con colores, olores y sonidos especiales.
  2. Las marismas mareales más importantes de la Península Ibérica
  3. Un mosaico vegetal
  4. Enclave estratégico para la avifauna
  5. Desarrollo sostenible que viene de lejos
  6. Patrimonio cultural
  7. Uso Público

  • Centro de Visitantes Anastasio Senra.
  • Jardín Botánico ‘Dunas del Odiel’.
  • ÁREAS RECREATIVAS:
    • La Sorda. Aljaraque
    • El Pacún. Aljaraque
    • Valle Romero. Gibraleón
    • Las Cumbres. Cartaya
    • La Norieta. Punta Umbría
  • SENDEROS SEÑALIZADOS:
    • Sendero Cabeza Alta. Huelva
    • Sendero Calatilla de Bacuta. Huelva
    • Sendero La Cascajera. Huelva
    • Sendero Salinas Bacuta. Huelva
    • Sendero Laguna El Portil. Punta Umbría
    • Sendero Enebrales. Punta Umbría
    • Sendero El Acebuchal. Huelva
    • Sendero El Almendral. Huelva
  • CARRILES CICLOTURISTAS:
    • Enebrales de Punta Umbría.
    • Ribera de Punta Umbría.
    • Salinas del Astur. Punta Umbría
Espero que os guste mientras voy pensando ya en el siguiente destino. 
¿Cuál me sugieres?

domingo, 22 de mayo de 2022

Azul PP + Naranja C's = Gris cenizo

Es época de balances al término del mandato del autodenominado ‘gobierno del cambio’ en Andalucía. Y es momento para la evaluación del gobierno andaluz de coalición del PP y de Ciudadanos que necesitó para su investidura del voto de Vox y han contado con su apoyo externo a lo largo de la legislatura como por ejemplo en la aprobación de varios Presupuestos, por lo que pasará a la historia también, a pesar de sus protagonistas, como el gobierno trifachito.


Curiosamente la necesidad de contar con unos Presupuestos a final de este año es la razón esgrimida por el presidente andaluz Moreno Bonilla para la convocatoria adelantada, en medio año, de los comicios aunque tiene poco crédito el argumento después de que escucháramos hace unos meses, al vicepresidente de Ciudadanos, Juan Marín, (el ‘tonto útil’ del PP estos años), confesar que se podía gobernar con presupuestos prorrogados y "que no iban a retratarse con los recortes en vísperas de unas elecciones".


La pandemia ha funcionado como una capa que ha tapado una deficiente gestión del gobierno andaluz que ha ocultado sus carencias, además, con una estrategia de confrontación con el gobierno de la nación y una propaganda, que en ocasiones ha resultado vergonzosa, por lo babosa, y vergonzante, por realizarse con dinero público. Ha habido acciones del gobierno de las derechas que han gastado más en publicidad que en las propias actuaciones.


Quizás sea el área ambiental una de las que se puede apreciar de manera paradigmática esta pobre gestión y ausencia de impulso político y esa exagerada y vacua propaganda que en este caso además tiene su propia etiqueta (o hashtag que se dice ahora en redes): #RevoluciónVerde.


Arrancó el gobierno andaluz haciendo desaparecer la Consejería de Medio Ambiente que quedó diluida como una política sectorial y arrinconada en la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca a la que se le añadió el ‘titulillo’ de Desarrollo Sostenible más como apunte cosmético que por contenido u orientación política. Más tarde la Consejería se dividiría en dos delegaciones territoriales, Agricultura, Ganadería y Pesca, por un lado, y Desarrollo Sostenible por el otro, quedando las políticas de Aguas en la primera parte y perdiendo en cualquier caso la política ambiental una visión integral y transversal. De paso, la cacareada supuesta reducción del tamaño de la Administración andaluza quedaba en entredicho ya que al final hay más puestos de libre designación al final del mandato.


No podemos decir que esta ausencia de una política ambiental sea una sorpresa ya que la derecha siempre ha considerado el medio ambiente como una rémora del desarrollo y con una intervención al final del proceso productivo, como políticas de saneamiento o de corrección de déficits ambientales, en el mejor de los casos. Es decir que los beneficios económicos son privados y el deterioro y los impactos al medio ambiente hay que pagarlos colectivamente.


Han querido maquillar JuanMa et al. este déficit con la muy manoseada ‘Revolución Verde’ con la que han querido dar brochazos para pintar la gestión ambiental, o la ausencia de ella más bien, en un claro y evidente intento de ejercicio de greenwashing y de adanismo, queriendo apuntarse como novedades muchas actuaciones que eran la mera inercia del trabajo de gobiernos anteriores.


Más peligroso se puede considerar, en este sentido, un segundo mandato de las derechas, eventualmente con el apoyo o en coalición con la ultraderecha sobre todo si tenemos en cuenta que la nueva legislación urbanística en desarrollo, y la visión neoliberal de la salida de la crisis, pueden ser usadas para la especulación e impulso de un modelo de desarrollo ya fracasado y de graves impactos y daños ambientales.


En el campo concreto de la lucha contra el cambio climático el panorama es aún más desolador. Heredaron una ley de medidas frente al cambio climático y para la transición hacia un nuevo modelo energético en Andalucía, que fue aprobada por unanimidad por el Parlamento Andaluz, publicada en octubre de 2018, pero han dedicado todo este tiempo a su desarrollo reglamentario, que debió haberse realizado antes del 16 de enero de 2021 (por propio ‘imperativo legal’ de la Disposición Adicional) pero que hasta octubre del año pasado no ha visto la luz. El Plan Andaluz de Acción por el Clima, finalmente aprobado en octubre del año pasado, contiene una serie de medidas fundamentalmente desiderativas que no han sido desarrolladas y que carecen de compromisos reales firmes. Por su parte el Consejo Andaluz del Clima, ha tardado otros tres años en constituirse y está hibernado. Como en otros múltiples ámbitos hay alergia a la participación ciudadana y a la coordinación con otras administraciones.


Este panorama ya de por sí desalentador podría ser aún peor… Los de Vox, versión política española del negacionismo climático, ya han anunciado que van a derogar las ‘leyes climáticas’. Una alianza entre los que pusieron el ‘impuesto al sol’ y los que niegan las evidencias del cambio climático puede tener consecuencias nefastas, también en el campo medio ambiental y en la lucha contra el gran reto que tiene planteada la Humanidad en estos momentos.

La ecuación quedaría reformulada en los siguientes términos: 



En esta ocasión, la triste verdad de esta posibilidad, tiene remedio, en las urnas el 19 de junio con un cambio del ‘cambiazo’.


#SiVotamosGanamos (ellos siempre van a votar y luego sumarán sus votos y sus intereses)

#AndalucíaQuiereMás (Medio Ambiente Más sano, Más conservación de sus espacios naturales, Más Lucha contra el cambio climático, Transición ecológica Más Justa, Más Economía Circular).