lunes, 11 de junio de 2018

Pepe BADAJE, cronista 2.0 de Lanjarón y su Sierra

Esta  semana he dedicado mi entrevista/reportaje en Granada Hoy a José Puerta, conocido como Pepe Badaje en Lanjarón y en las redes sociales donde realiza una gran tarea divulgativa de 'su' pueblo y de 'su Sierra'.

Enlace a la edición digital, AQUÍ.
http://www.granadahoy.com/provincia/Pepe-badajeCronista-Lanjaron-Sierra_0_1252975261.html

y así quedó la doble página en la versión impresa:




Transcribo aquí la versión original:

SIERRA NEVADA, PAISAJE Y PAISANAJE

Pepe ‘Badaje

Cronista 2.0 de Lanjarón y su Sierra



José Puerta Álvarez, nació en 1974 en Granada, aunque ha vivido toda su vida en Lanjarón, ciudad balneario y “Puerta de la Alpujarra”. Estudió segundo grado de Formación Profesional en la rama de electricidad y electrónica en el Instituto de Órgiva. Ha trabajado como autónomo y en diferentes empresas de la provincia de Granada. En la actualidad, trabaja en la planta de envasado de Aguas de Lanjarón. Su afición a pasear por la Sierra de Lanjarón le viene desde muy pequeño, cuando inició sus escapadas que proporcionaron más de un susto a sus padres, cuando se le echaba la noche encima. Se considera un privilegiado por vivir en su pueblo que le permite “apenas te sales del casco urbano” estar en plena naturaleza. Valora especialmente un entorno natural en el que se puede pasar de un clima, en la parte baja del pueblo, donde se cultivan frutos subtropicales, al desierto frío de la alta montaña con climas extremos. 

De la Sierra a las redes. Pepe 'Badaje' es el nombre de guerra que utiliza José Puerta en las redes sociales en donde editó una página web con esta denominación. Ahora divulga el pueblo y la Sierra de Lanjarón a través de su blog (paseandolanjaron.blogspot.com), en flickr, en su cuenta de twitter, en facebook, en pinterest…Un cronista 2.0. del municipio de Lanjarón y de su Sierra.

¿De dónde te viene el ápodo de Pepe Badaje? Es un mote familiar que viene del tío de mi abuelo. Aquí en el pueblo, todo el mundo conocía a mi abuelo (Rafael Badaje) y conoce a mi padre (Rafalín) por ese nombre. La familia de los Badajes es muy pequeña. Así que, sí o sí, yo sería conocido por Pepe Badaje.
¿Qué es lo que más te atrae de la montaña? Es en "La Sierra" como aquí decimos, donde siempre centré más mi atención y curiosidad por explorar lugares a la vez que investigar el por qué hay, en un punto determinado, un refugio de montaña, un cortijo en ruinas, una era abandonada, o el rastro de un sendero ya en desuso, y saber de sus historias. Y descubrir parajes en donde familias enteras vivían en y de la montaña en épocas de escasez después de la Guerra Civil o los lugares por donde los maquis se escondían de la Guardia Civil. Algunos, (“Los Luques”) eran hermanos de mi abuela paterna.
Aparte de la Sierra de Lanjarón, ¿qué otras partes de Sierra Nevada conoces? Casi toda. Los valles del Poqueira y del Trevélez, conozco la parte de la Vereda de la Estrella, los Lavaderos de la Reina en esta época tan de moda por el deshielo; la Loma de los Papeles con sus espectaculares vistas de las ‘nortes’ y como no podría ser de otra manera toda la cuerda de los tresmiles, desde el Caballo hasta el Picón de Jérez. Es a partir de allí donde no he seguido. Quizá sea el momento de seguir descubriendo más Sierra…
¿Y cuáles son tus zonas favoritas? Mi parte favorita, aparte del Valle de Lanjarón, es todo el Valle del Río Chico: Puente Palo, Robledal de Cáñar, Las Alegas, El Cebollar, Tajo de los Machos, Cerrillo Redondo... Estos dos últimos en la divisoria con el Valle de Lanjarón. Una zona poco masificada y muy cerca de donde vivo.

¿Quién ‘anda’ ahora por la Sierra? Paseando por la Sierra te encuentras todo tipo de personas, desde guardas de medio ambiente, pastores con su ganado, senderistas, alpinistas, ciclistas, corredores, cazadores, ornitólogos, turistas, domingueros... Hoy en los espacios naturales hay unos usuarios muy variados. Es difícil encontrar algún rincón solitario en la Sierra. Yo los busco y todavía los encuentro. Me gusta mucho la soledad y tranquilidad en la montaña y huyo de las zonas más masificadas de la Sierra. De vez en cuando salgo con amigos, pero como ya he comentado, lo que busco es paz, soledad y disfrutar del paisaje y ver la fauna. Desconexión total: vuelves nuevo...
¿Han cambiado los usuarios? Desde luego que sí. En los últimos tiempos ha aumentado considerablemente el número de ciclistas de montaña. Hace 15 o 20 años era raro ver a un ciclista por una pista forestal. Hoy en día puedes encontrarte con bastantes. A veces la convivencia es difícil entre ciclistas, moteros y conductores de vehículos. Lo comento por la última vez que subí en fin de semana a Pradollano por la carretera, nunca más. De locos...
¿Hay un comportamiento responsable? No se puede generalizar. Hay una gran mayoría, los que más, que hacen un uso responsable, pero hay una minoría, que son los que más ruido hacen, por decirlo de alguna manera, que vamos… Todos estamos hartos de encontrarnos los refugios de montaña llenos de basura dejada allí por personas cuyo comportamiento deja mucho que desear; es lamentable levantar una piedra cerca de alguna laguna y encontrarte latas o botellas.
Luego hay otros comportamientos también negativos para el medio ambiente. Por ejemplo hay quien les da de comer a las cabras monteses o a los zorros y enciman suben imágenes a las redes sociales tan contentos. Lo que no saben es el flaco favor que están haciéndole a estas especies silvestres... Otro ejemplo está en los que vivaquean encima de los borreguiles, con un gran impacto sobre la flora exclusiva de Sierra Nevada. Todo es cuestión de educación y de valores y en este campo, desgraciadamente, queda aún mucho trabajo por hacer.

¿Los lugareños conocen su Sierra? ¿La aman? La conocen sí, unos en mayor medida otros menos, pero todos la adoran. Por lo menos es la percepción que tengo al publicar fotos de la Sierra. Hay personas que por su condición física o porque están fuera de aquí por trabajo, son los que más la añoran. También hay personas que no la conocen y le gustarían tener la oportunidad pero no se atreven por esa misma razón. Son muchas las personas que me piden personalmente salir un día de caminata y enseñarle alguno de los increíbles rincones de nuestra Sierra.
¿Se sienten orgullosos de vivir en un espacio protegido? Hay de todo. Hay muchas reticencias por parte de algunos lugareños por los contras y las limitaciones que tiene el vivir en un entorno protegido, sobre todo, del que tiene campo o vive de él, a la hora de construir edificaciones (naves de aperos, cortijos…). Buscar el equilibrio entre ambas partes (Parque e implicados) es lo ideal. También está claro que debemos proteger y cuidar y -si es posible- mejorar esta joya que hemos heredado de nuestros ancestros, que muy bien han sabido mantener en perfectas condiciones, para las futuras generaciones.
Tú, si sientes mucho orgullo, ¿no? Yo presumo constantemente y por ello me gusta compartir lo que la disfruto en mis salidas. Algunas veces pienso: ¿qué sería de la provincia de Granada sin Sierra Nevada, sin su "pantano" de nieve? ¿Sin el agua -agua de vida- pura del deshielo que fluye por ríos y acequias como si de sangre por las venas se tratara? Aquí no habría nada y habría que irse a otra parte. El agua lo es todo para las personas que vivimos aquí y sí, para los ‘cañoneros’ es todo un orgullo vivir aquí. Estamos muy orgullosos de ser cañoneros y, en Lanjarón, bien sabemos que debemos mimar nuestro entorno. Una buena parte del pueblo vive del turismo del balneario, de la actividad de la empresa embotelladora o de la agricultura, también muy ligada al agua. Por eso, como un cañonero más, me siento orgulloso al igual que todos mis vecinos, de vivir aquí y de que es conveniente preservar ese bien, que nos brinda la madre Tierra, que nos da la vida, lo más intacto y puro posible.

¿Cómo recuerdas el incendio de Lanjarón del año 2005? Fue un mal día para todo el pueblo. Hace casi trece años y lo recuerdo como si fuera ayer mismo. Aún recuerdo el gran despliegue de medios aéreos que fue brutal. Se juntaron un cúmulo de circunstancias y de mala suerte. La negligencia de unos excursionistas que se perdieron, llamaron al 112 y encendieron una fogata para ser vistos por el dispositivo de búsqueda, el fuerte viento que hacía aquel atardecer, lo reseco que estaba el campo (era septiembre), la gran cantidad de combustible, lo escarpado del terreno y el anochecer que ya no permitía a los helicópteros actuar.
¿Cómo está la zona en la actualidad? Se observan signos evidentes de recuperación. Se aprecia en Tello mucha regeneración natural. También en otras zonas como por la Bordaila o por el Cortijo "Quemao" o por la zona de Torna Cano, donde participaron muchos voluntarios en su restauración. Creo que las administraciones deberían tener más ambición y ser más persistentes en sus políticas de repoblación y a la vez hay que hacer más tareas de prevención como desbroces… pero claro todo esto cuesta mucho dinero y durante este tiempo la cosa no andaba muy boyante, hay otras prioridades y también es comprensible.
¿Qué opinas de los proyectos de crear una estación de esquí en El Caballo? He leído algo por internet. Cargados de buenas intenciones supongo, dicen que no van a producir impactos en el entorno… Pero creo sinceramente que con el dominio de la actual estación es más que suficiente. Cabe la posibilidad de practicar el esquí de travesía que no genera apenas impacto.

RECOMENDACIONES:

Un lugar a descubrir.
La zona de la Haza del Enano, a 2200 metros, cerca de la toma de la Acequia Alta en el Río Lanjarón. Hay un antiguo sendero abandonado que parte desde Prado Abarca o del Llano del Espino que podría ser puesto en valor.
Un paraje a recuperar. Tello. Creo que se puede hacer todavía más.
Un sendero. "Verea Cortá"
Una época del año. Me gusta tanto el otoño como la primavera. Si hay que elegir una, me quedo con el otoño. En esa época normalmente tengo más tiempo libre para disfrutar de la Sierra, sus atardeceres, la luz y color de esta época, ideal para la fotografía.
¿Atardecer o amanecer en la Sierra? Atardecer.
¿Cuál es la especie animal que más disfrutas viendo? La reina de las cumbres: la cabra montés. Me paso las horas observándolas.
¿Y la planta que más te impresiona ver florecer? Las gencianas que nacen en los borreguiles. Me encantan.





miércoles, 6 de junio de 2018

De Frankestein a Juego de Tronos


Esta semana he volcado mi versión, versión, del por qué del triunfo de la moción de censura de Pedro Sánchez y la he publicado en mi blog/columna "Sacando Punta" en El Independiente de Granada. Así, cuando pase el tiempo podré analizarme, e incluso rectificarme. Dejo aquí el enlace a cómo apareció el artículo en este medio digital:

http://www.elindependientedegranada.es/blog/frankestein-juego-tronos

y transcribo aquí el texto tal y como lo remití con algunos 'adornos' gráficos.


De Frankestein a Juego de Tronos

Llevaban mucho tiempo desde el PP et al. dando la tabarra con lo de ‘que viene el gobierno Frankestein’, pretendiendo asustar a la masa con esa estrategia machacona, repetitiva, que tanto resultado le ha dado para convencer a sus huestes. Le sirvió en las dos últimas elecciones generales para aguantar el desgaste por sus políticas antisociales, y para torpedear cualquier fórmula de acuerdo transversal necesario para obtener una mayoría que desbloquease el nuevo ‘orden político’ resultante del fragmentado mapa electoral actual. Estaban tan entretenidos con la ya vieja estrategia que no han advertido la tormenta que descargaba con la primera sentencia judicial de la Gürtel, y no se habían dado cuenta que la tropa ya había quedado insuficiente para contener la avalancha. La película que se estaba fraguando era diferente. Esta vez no ha valido la doctrina D. Tancredo de dejar que la tormenta escampe para sortear los elementos.

La película ha cambiado pero el Partido Popular no se ha dado cuenta. Llevaba tiempo noqueado por las encuestas y bloqueado por haber dejado a la justicia encargada de resolver los problemas con Cataluña y a la vez encargada de marcar su agenda política con la retahíla de noticias y de personas de su entorno, desfilando por los juzgados y entrando en la cárcel. Teniendo como único socio a los naranjitos de Albert Ribera, (insuficiente hasta para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y más interesados en la destrucción lenta del PP), los de la gaviota iban lentamente disolviéndose, traspasando su capital y la confianza de los poderes fácticos, (haberlos haylos), hacia Ciudadanos que demoscópicamente ya les había superado e ideológicamente ya les había dado el ‘sorpasso’ por la (extrema) derecha.

Imagen relacionada

Se habían quedado desfasados, anclados en un ‘relato’ que ya no vendía en el nuevo escenario político. La propuesta que había lanzado la semana pasada Pedro Sánchez estaba más relacionada con Juego de Tronos y con el Guardián de la Noche liquidando zombies que con la de Frankestein.

Pedro Sánchez ha jugado con el factor sorpresa y ha aprovechado las cartas que tenía para lanzar una moción de censura en la que ganaba si perdía pero ninguno más de los adversarios políticos ganaba si no prosperaba. Ninguno de los que la han apoyado habría salido mejor parado si no votaba ‘contra Rajoy’ y ninguno de los que la rechazaba salía indemne de la moción de censura aunque no saliera adelante.

Pero la moción de censura estaba lanzada para ganar y ha triunfado porque se han unido dos circunstancias en el transcurso de la escasa semana en la que el gobierno saliente había restringido el proceso. De un lado ha sido la habilidad negociadora para conseguir que los que eventualmente podían votar a favor de la moción de censura vieran que si perdía Rajoy ellos ganaban y que ganando Pedro Sánchez ellos no perdían, aunque no ganaran inmediatamente nada. Fuera del acuerdo explícito con el PNV, ninguna de las otras fuerzas han podido arrancar ningún compromiso concreto por parte del ya presidente del gobierno. Aunque durante la tramitación y el debate PP y Ciudadanos, se empeñaran en denunciar pactos ocultos, el PSOE ha dejado claro que su gobierno va a ser monocolor, en minoría pero cohesionado, y que su defensa de la integridad territorial no estaba en negociación. El mejor aval de la lealtad de los socialistas en el asunto catalán ha sido el apoyo de la aplicación del 155 y se lo acababa de reconocer el propio Rajoy, afirmando públicamente, contra Albert Rivera, que Pedro Sánchez se había comportando en este asunto de manera extraordinaria “y no como otros”.


La otra cuestión decisiva que ha sido determinante para el inesperado cambio de gobierno por esta vía tan estrecha, pero rápida, prevista en nuestra Carta Magna, ha sido la actitud de Ciudadanos. Su posición de mantener a Rajoy sólo para que continuara achicharrándose y sacar tajada particular ha sido tan burda y descarada que se ha visto desde todo el hemiciclo. Primero afirmando que tras la sentencia judicial la legislatura se había acabado. Después que había que retirar la moción y presentar otra ¿instrumental? -es curioso que los que se aferran a la Constitución inventen esta modalidad que choca con el carácter constructivo que se otorga a la moción de censura-. Para colmo proponía el líder de los naranjas a socialistas como candidatos. Finalmente se atrincheró en pedir la dimisión de Rajoy e intentar bloquear la tramitación de la moción de censura. Ha parecido tan sólo el líder de Ciudadanos que parecía denostar el fin del partidismo para imponer el (su) partido único.
Resultado de imagen de resultado de la moción de censura

A estos pretendidos amantes de la estabilidad no les pareció que el escenario que pintaban generaba más desconcierto, a diestro y siniestro, que la propia moción de censura ‘frankestein’. El PNV, con el acuerdo logrado de no tocar los presupuestos del 2018, ahora pendientes de la aprobación en el Senado, le daba más miedo que no saliera adelante la moción, (y cargar en su tierra con el muerto de que habían mantenido a Rajoy y abierto la puerta a Rivera), y encontró el argumento final para decantarse. Y el Partido Popular, en un duelo sotto voce (que este sí que ha sido oculto) no sucumbió a las demandas de harakiri lanzadas desde varios púlpitos y así prolongar su agonía unas semanas más, en detrimento de su principal oponente real y decidió no caer en la trampa de la dimisión, prefiriendo ser matado a morir como inicio de la estrategia política de futuro.

Resultado de imagen de toma de posesión de pedro sánchez

Balance final (por ahora): 

Mariano Rajoy ya no tiene en su mano más que decidir qué hace su partido, si basar su estrategia en el pasado o iniciar una regeneración mirando hacia el futuro, apartándose (después de señalar su sucesor/a) del camino, que no es poco.

Pedro Sánchez tiene un escenario de gobierno muy difícil, tanto como el que tenía Rajoy. Pero al actual presidente, hundido en el pozo según sus contrincantes, sólo le cabe ir mejorando y ahora además cuenta con poderosos instrumentos para visibilizar su propuesta de Acuerdos de País con los que desde la oposición intentaba construir una alternativa contra ‘vientos’ y contra ‘mareas’ o más bien llegando a acuerdos de geometría, y geografía, variable. 

Comienza el baile.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Un agricultor "con vistas": Antonio Pérez

Nueva entrevista/reportaje de la serie Paisaje y Paisanaje en Granada Hoy, la sexta. En esta ocasión la he dedicado a Antonio Pérez Robles (y a su padre) y por extensión a la gente que intenta vivir dignamente de la agricultura en su pueblo. He utilizado de nuevo el doble sentido en el títular (Un agricultor "con vistas") haciendo alusión a su apuesta por la agricultura ecológica como salida y a las impresionantes vistas en las que se emplaza su finca en el Barranco del Poqueira.

Dejo aquí el enlace a la edición digital:

http://www.granadahoy.com/granada/agricultor-vistasAntonio-perez-robles_0_1248775634.html

y adjunto la doble página a color de la versión impresa.



Dejo aquí también la versión original íntegra y colección de fotos.

SIERRA NEVADA, PAISAJE Y PAISANAJE

Un agricultor “con vistas”

* Su explotación agrícola tiene unas extraordinarias vistas a todo el valle del Poqueira. *Ha orientado su finca con vistas a un mercado que apuesta por los productos ecológicos de calidad.


Antonio Pérez Robles



PERFIL PERSONAL: Antonio Pérez Robles, nació en el año 1957 en Pampaneira, precediendo a cuatro hermanas. Se casó muy joven, apenas 22 años, con Encarna con la que ha tenido tres hijos, Cristina, la mayor tiene 28 años y vive en Irlanda; Daniel de 27 y la pequeña Eva con 14, viven en Pampaneira. Hasta los 17 años estudió el bachillerato y el COU fuera del pueblo aunque durante las vacaciones de Navidad, Semana Santa y verano las pasaba en el campo ayudando a la familia en el cultivo de los productos típicos de la época: habichuelas, trigo, cebada, patatas, habas, maíz y hortalizas para el consumo familiar. Además tenía que colaborar con el cuidado de los animales, varias cabras (para la leche), gallinas (huevos), conejos, cerdos y los mulos necesarios para arar las tierras y para el transporte a otras fincas situadas en la Sierra. Aunque nunca ha dejado de lado la agricultura, hasta hace unos años, a raíz de su participación en un Taller de Empleo de agricultura ecológica, no se había dedicado por completo a esta actividad habiéndose convertido en un ejemplo que está empujando a otros vecinos a recuperar sus huertos con una producción de calidad muy demandada por el mercado.

ENTREVISTA

Empiezo mi entrevista con Antonio hablando del pasado, de cómo era La Alpujarra y el paisaje cuando él era pequeño y cómo se vivía, y de qué, entonces. Y acabamos hablando de futuro, de expectativas, de retos.

¿Qué recuerdos tienes de tu infancia? La vida en esta zona era muy distinta a la actual. Los juegos, por ejemplo, eran muy diferentes, prácticamente no teníamos juguetes y algunos nos los fabricábamos nosotros mismos: aros de madera de alguna criba vieja o metálica de mis estrevez o el culo de un cubo de latón a los que rodamos por la plaza del pueblo con un palo, tirachinas y juegos de saltar como “piola” o de esconderse para que otro grupo tuviera que buscarnos llamado “tabla”.

Se hacía vida ‘en pandilla’, ¿no es cierto? Todos los juegos eran en grupo y era normal entonces salir del pueblo a los campos cercanos en busca de alguna fruta como cerezas, higos, uvas … pues las chucherías en raras ocasiones las comíamos. Esto era así en los meses de escuela porque cuando acababa el curso casi todos lo pasaban en los cortijos.

¿Una anécdota de aquella época? Algo que hacíamos muy a menudo y que ahora no se le ocurre a ningún niño era poner trampas para coger pajarillos o coger nidos. Recuerdo el último nido que cogí junto con otros amigos. Tenía cuatro ‘guacharros’, los metimos en una jaula y la colgamos en la rama de un árbol de mí casa; por la mañana se levantó mi padre y al oirlos piar me llamó y me explicó que eso no se debía hacer porque se morirían. Lo que ocurrió efectivamente, se murieron y me sentí culpable.


Pero aquella experiencia al final ha resultado positiva. A partir de ese recuerdo, de este mal recuerdo, el contacto con la naturaleza era muy estrecho, y me sirvió para entender mejor las tareas del campo y el cuidado de los animales en los que participaba toda la familia.

Todo el mundo vivía del campo en aquella época… El turismo que ocupa ahora a buena parte del Barranco (del Poqueira) entonces no existía, la mayoría vivía del campo, había mucho contacto entre los vecinos y una vida social estrecha, ayudándose mutuamente las familias en la época de la siembra, la parva y en las matanzas. En estas actividades participaba toda la familia, no faltaba tarea para nadie.

¿Qué sueños tenías? Los sueños de los niños, cómo no, iban relacionados con todo esto: montarse en el mulo o caballo, jugar con los chotillos y becerros, montarse en el trillo, intentar arar la yunta… hacer las cosas de los mayores.

¿Hoy día los niños piensan en otras cosas, otros sueños? Ahora piensan en jugar y tienen ilusiones porque los niños siempre serán niños. A los que se crían en pueblos pequeños les gusta también la naturaleza, los animales, pero la relación con el campo es ahora más escasa, porque habitualmente sus padres los orientan a dedicarse a otros oficios. Aparte del dedicado a las tareas escolares, el tiempo de ocio lo emplean en juntarse con los amigos, ver programas de televisión y usar internet, hay más parecido con los niños que viven en las ciudades.

Ha cambiado mucho Pampaneira… En el pueblo convivían personas y animales a la par en las casas, la planta de arriba era para la familia y en los bajos estaban las cuadras. Las calles eran empedradas o de tierra y el alumbrado consistía en unas bombillas de poca luz, no había agua potable y teniendo que usar fuentes y lavaderos públicos.

Ahora la vida ha evolucionado mucho, los niños tienen un buen colegio con enseñanza de mejor calidad. La sanidad no tiene comparación y las comunicaciones con el exterior han mejorado.

¿Cuál es el reto más importante que tiene tu pueblo en estos momentos? La gente viene a visitar nuestros pueblos porque son muy bonitos y singulares, con sus casas y calles típicas, pero tenemos que recuperar el paisaje agrario que siempre es la base de nuestra cultura, nuestro patrimonio y etnografía (acequias, cortijos, caminos, balates, albercas …). Hay que recuperar esa economía agraria que pueda ofertar nuestros productos y evitar que los jóvenes se tengan que marchar, es decir facilitar el relevo generacional. Ni el paisaje puede quedar ‘fósil’ sin vida ni los pueblos pueden envejecer progresivamente. Sin gente el paisaje se cae y los pueblos se mueren.

¿Hay sitio, espacio, para la agricultura y la ganadería?

Por supuesto. Cuidando nuestros campos conseguiremos una economía complementaria al turismo y de camino, tiene un efecto directo muy beneficioso para proteger el medio ambiente ya que se cuidan las paratas,los balates y al estar todo mas verde y cuidado evitamos el grave peligro de los incendios que por desgracia cada vez son más frecuentes.


¿Ha sido positiva la política de protección del patrimonio para la gente? El Barranco del Poqueira con su protección del conjunto histórico y la declaración primero del parque natural y luego del parque nacional, ha marcado un modelo de desarrollo sostenible, sin crecimiento urbano y apostando por la conservación del nuestro patrimonio natural y cultural. El turismo llena nuestras calles casi a diario, lo que ha supuesto un cambio drástico en la vida, en la actividad de la gente que tiene algunas consecuencias que de alguna manera hay que corregir. No se puede vivir sólo del turismo y además hay que dar satisfacción a un turismo cada vez más exigente al que hay que ofrecerle, algo más.

¿La gente ve las ayudas aportadas por el parque nacional? En un pueblo pequeño como el nuestro todo el mundo sabe que la reforma de la Iglesia, la recuperación de los lavaderos, el arreglo de los senderosvienen de esas subvenciones aparte de las que haya recibido algún particular. No hacen falta las pancartas que lo indiquen, je, je.

Qué recuerdas de tu etapa de alcalde.

Mi etapa como alcalde la recuerdo como una experiencia muy agradable y sobre todo como una oportunidad que no podíamos dejar pasar los jóvenes a principios de los ochenta. Teníamos muchas ilusiones y teníamos que cambiar muchas cosas. Aunque el pueblo ya tenía un reconocimiento no había superado las secuelas de la etapa anterior. Tuvimos que poner en marcha servicios tan básicos con la recogida de basura, mejorar los accesos de la parte media y alta del pueblo, construir un aparcamiento público para los coches, para descongestionar el centro del pueblo. Algo importante fue la creación de una escuela taller de medio ambiente, hacía mucha falta ya que no había trabajo para la gente joven y esta experiencia fue como una pequeña universidad. Hubo 57 alumnos de Pampaneira y de otros pueblos cercanos que junto al profesorado el ambiente en el pueblo se hizo notar, de ahí salieron bastantes iniciativas de cara al turismo como bodegas, tiendas de artesanía, telares y una empresa de guías de la naturaleza. Esto hizo que mucha gente joven se quedara a vivir aquí y en gran medida lo que es hoy Pampaneira se debe a aquellas iniciativas.


¿Se puede ganar uno la vida, dignamente en la agricultura?

Hasta mediados de los 80 mi familia y otras muchas vivían del campo y a partir de ahí (coincidiendo con el declive de la agricultura en la zona, sobre todo al dejar de venderse las habichuelas y la papa de semilla para la costa que habían tenido hasta entonces unos precios bastante buenos), la agricultura pasó a ser una actividad complementaria en la economía junto con la construcción, y el criticado PER pero que tan importante ha sido para adecentar los pueblos y mantener a la población en el medio rural.

Ahora estamos buscando fórmulas, productos, para que esta actividad sea rentable y yo después de unos años en los que he realizado unas inversiones ahora empiezo a ver que se puede uno ganar un sueldo medianamente decente. También he contado con una pequeña subvención de parques nacionales para dedicarme a la agricultura ecológica que me ha ayudado a recuperar la finca.

¿Cuál es el tamaño de tu finca? ¿Con qué maquinaria cuentas? Ahora estoy trabajando un par de hectáreas de regadío y una de secano de viñedo. Tengo maquinaria pequeña, dumper, desbrozadora..- y la importante ayuda y compañía de mi mulo.

¿Qué productos cultivas? En estos momentos estoy con las fresas y las frambuesas, las papas y el cáñamo.


¿Hay alguna variedad local de algún producto? Este es un tema que tenemos que trabajar. Yo por ejemplo cultivo papas diferentes, las pinta, las tornado, mona lisa y tengo unas pocas 'copo de nieve' que me gustaría recuperar. También cultivo la habichuela cora que está teniendo un buen precio por su calidad. No hay que dejar perder las variedades locales que están más adaptadas al terreno y al clima.

La hostelería de la zona ¿consume los productos locales? Una parte de mis productos va destinada a restaurantes de aquí del Barranco. Esta debería ser una estrategia colectiva, disminuir los canales de comercialización, venta directa.

¿Cómo comercializas el resto de tu producción? La mayor parte de la producción, todo el ecológico, lo saco a través de la Cooperativa Las Torcas que me asegura un precio y además me presta un asesoramiento importante.

DE TAL PALO TAL ASTILLA.


Antonio Pérez es hijo de Francisco Pérez conocido por ‘Paco Cruz’, el vecino de más edad de Pampaneira. Su padre se ha dedicado toda la vida a trabajar en los bancales de la Sierra, una tierra muy buena, suelta, densa y oscura, pero con la dureza del clima en Sierra Nevada. Este año cumplirá los 90 años y sigue activo. Paco fue presidente de la Hermandad de Labradores y alcalde de Pampaneira, desde 1966 a 1970. Un alcalde de izquierdas, durante el franquismo, que nunca dejó de labrar su tierra y cuidar a los animales. Sorteaba la censura que quería imponer el cura del pueblo y se las apañaba para rehuir los símbolos de la Dictadura, aprovechando la lejanía de este rincón alpujarreño para los jerifaltes del Régimen. 

Su hijo, Antonio Pérez también fue alcalde del pueblo, ya con la vuelta de la democracia, desde el año 1983 hasta el 95 y aunque nunca dejó de colaborar en las tareas agrícolas,  aca-bada su etapa política fue cuando recuperó de lleno las faenas del campo junto a su padre que le enseñó todos los trucos y secretos de la agricultura tradicional. Pero para vivir en la actualidad de esta profesión vio que había que dar un valor añadido a la producción para hacerla rentable y decidió completar su formación en un Taller de Empleo sobre agricultura ecológica, donde pudo profundizar en el conocimiento de todas las técnicas de la agricultura y la ganadería tradicional. El director del Taller, Alberto Hortelano es ahora el gerente de la empresa que comercializa sus productos, la Cooperativa de las Torcas

Antonio Pérez y su padre son dos claros ejemplos de vivir en Sierra Nevada y vivir de Sierra Nevada.

martes, 29 de mayo de 2018

'Tarasca' que algo queda.

Los veía venir y me anticipé al bulo que estaban propagando sobre la fiesta de la Tarasca en mi columna en El Independiente de Granada. Leer la versión editada en el periódico AQUÍ

Aún así el PP se atrevió a dar una rueda de prensa en la que criticaba que el alcalde Paco Cuenca estaba atacando las tradiciones. (ver la noticia en El Independiente aquí)

Es de admirar la cara dura y la soltura con la que se atreven a decir estas barbaridades. Yo no sería capaz. Las 'tradiciones' que está atacando el gobierno de Paco Cuenca y el grupo municipal socialista es la de los chanchullos urbanísticos, la colocación de intrusos en empresas municipales, el saqueo de las arcas municipales... esas tradiciones, mejor dicho traiciones a la ciudad y a los granadinos que han sido cortadas de raíz. Le he comentado al alcalde que ánimo que si están con estas polladas y estas mentiras es que la cosa va bien. 



Tarasca’ que algo queda.

Se está consolidando en la ciudad una red de intoxicadores expertos en propagar bulos que tienen un doble objetivo: desgastar al gobierno municipal y echarle la culpa de todos los males a la Junta de Andalucía. ¿La verdad?, no importa; ¿contrastar la información?, no es necesario… siempre habrá quien se quede con la primera versión y mientras tanto la gente “no nos metamos en otras cosas” como las pensiones, la igualdad entre hombres y mujeres, el cambio climático u otras cuestiones.
Sostengo que en Granada somos adictos a los #debatesdepollas. De un tiempo a esta parte, cualquier asunto, por nimio que parezca, se resuelve dirigiendo las balas, (a veces cañonazos), contra el alcalde y contra la administración autonómica. El armamento es gratis y lo reparten desde múltiples lugares y no importa que ni el gobierno municipal o el andaluz tengan nada que ver en el asunto. He llegado a escuchar como se imputaba a la Junta de Andalucía cuestiones del gobierno central o que tienen un origen anterior a la propia existencia de la Junta de Andalucía. Y soporto todos los días echarle en cara al alcalde actual problemas imputables a decisiones (o inacciones) del gobierno municipal anterior o a las que no ha podido hacer frente por el ‘frente de bloqueo’ de perros del hortelano que se ha formado. En ocasiones son debates de poca monta, ridículos en apariencia, pero la sumatoria de las posverdades, mentiras e intoxicaciones informativas provoca un deterioro de la ‘paz social’ y un desconcierto ciudadano. Que si se va a cerrar la ludoteca de la Chana, que si se están cortando árboles sanos, que si van a hacer o si han dicho...
El último que me ha llegado, y al que un medio de comunicación escrito ha contribuido a propagar, está relacionado con la festividad de la Tarasca. He llegado a escuchar que el ayuntamiento ha quitado la fiesta del miércoles en los colegios este año por primera vez ¡¡¡siguiendo directrices de Sevilla!!!. Los nostálgicos del poder local perdido por sus m´ltiples casos de corrupción, la otra derecha vencedora demoscópica y los del secesionismo granaíno están llegando cada vez más lejos en sus alucinaciones. A este paso va a haber que poner control antidoping en las redes sociales.
Resulta que el miércoles de Tarasca, la jornada previa al Corpus, el año pasado fue no lectivo, de manera excepcional, porque lo habitual desde hace años es que al no ser festivo, es decir muchos padres trabajan, este día los centros educativos tienen jornada normal aunque permiten a los padres sacar a sus hijos antes.
Aclaremos el asunto del Día de la Tarasca. Además de los festivos oficiales, el Consejo Escolar Municipal elige 3 días no lectivos cada curso escolar y lo suele hacer después de que el ayuntamiento establezca las dos festividades locales, que este año, como es habitual, son el 2 de enero y el jueves del Corpus. El año pasado el 2 de enero fue festivo, ya que el día de Año Nuevo cayó en Domingo y se pasó la fiesta oficial para todo el país, al lunes 2. El Ayuntamiento, se ahorró esa fiesta de su cómputo y decidió pasar su festividad local al 15 de septiembre, día de la patrona de la ciudad.
En el caso de que el 2 de enero sea festivo por ser la fiesta local, como el año pasado tampoco en el calendario escolar de la capital, los días no lectivos que se escogen son el de la Tarasca, el Corpus y el Viernes posterior.
Para 2018 las dos fiestas locales, (ojo al dato) elegidas por el Pleno del Ayuntamiento en febrero de 2016 con los votos a favor del PP y de Ciudadanos, voto en contra de Vamos Granada e Izquierda Unida y la abstención del Grupo Municipal Socialista, son el 15 de septiembre y el Corpus por lo que el Pleno del Consejo Escolar Municipal, (en junio del año pasado), decidió como tercer día no lectivo el viernes de Corpus. La decisión se tomó por unanimidad de todos los miembros de este órgano de participación de toda la Comunidad Educativa en el que están presentes las direcciones de los centros, los sindicatos o las asociaciones de padres y madres.
Se puede estar a favor o en contra de estas decisiones, cambiar las fiestas locales o el día no lectivo extra, pero las tomó quien las tomó y en el momento que se tomaron, que en todo caso era el momento propicio para el debate.
Hay rollos difícil de digerir pero hay gente que se los traga aunque en este caso la información es fácil de contrastar, si es que la memoria de un año para otro no nos alcanza. Más grave es que algunos, a sabiendas de su falsedad, se entretengan en crear confusión, confiados en que igual que “calumnia, que algo queda”, si se echa leña al fuego se aviva la llama (que ellos mismos han prendido).
Confío en que vayan perdiendo crédito, que la gente “no le eche cuentas”, (utilizo esta frase a conciencia de su origen y uso), y que seamos cada vez mas capaces de discriminar los mensajes que circulan alegremente con mayor capacidad crítica y, sobre todo, con mejor ánimo constructivo.
Y Feliz Corpus a todos y a todas, especialmente a los cansinos que están todo el tiempo culpando a la presidenta la Junta de hasta haber matado a Manolete y a Paco Cuenca hasta de haberse llevado el oro a Moscú. Que se diviertan, descansen y nos dejen un poco de alegría y paz.