domingo, 4 de noviembre de 2007

Mala leche el empate a cero con el Elche

145,7 kilómetros hice este sábado para volver a ver al GRANADA 74 en Motril tras los dos triunfos consecutivos de las jornadas anteriores y esperaba una nueva victoria que diera al equipo más tranquilidad en los puestos templados de la tabla de la segunda BBVA.

Y el partido empezó bien, muy bien, con oportunidades constantes en la portería del Elche de David Vidal. Tengo anotadas en el minuto dos un disparo de Francisco desde fuera del área con una buena intervención del portero visitante, un servicio en profundidad de Falcón a Luque que se entretiene y el portero le quita el balón de los pies y a continuación es Falcón el que no llega a otro servicio en profundidad a cargo de Gibanel.

A los ocho minutos se produjo la ocasión más clara de todo el partido tras el robo de un balón cerca del área y el lanzamiento de Javi Guerra al poste derecho.

En el minuto 20 Luque se hace de un rechace pero la defensa se interpone y desvía a corner. Cinco minutos después es Luque el que mete un balón al área al que llega en el segundo palo Javi Guerra pero la defensa desvía a corner.

Media hora tardó el equipo visitante en llegar al área granadina con peligro con un disparo que Jaime desvía con el puño a corner. En la jugada siguiente se le escapa el balón en la salida al portero granadino y Martí Crespí salva bajo la portería. No tuvo más oportunidades el Elche en este periodo.

El 74 aún disfrutó de otra ocasión muy clara en un contraataque bien llevado por Francisco que se apoyó en Falcón y este sobre Javi Guerra que de nuevo falla sólo ante el portero. Y antes del descanso Luque tuvo otra oportunidad más cuando aprovechó un balón que había quedado suelto por la izquierda para lanzar con potencia pero el balón se estrelló en la red.

El descanso se inició con el 74 empujando de nuevo. En el primer minuto dispuso de dos ocasiones clarísimas de gol. A los 19 segundos Gibanel se hace con un balón suelto en el borde del área pero cruza desviado cuando el portero ya estaba vencido a media salida. Pocos segundos después era Francisco el que recibía un regalo de un defensa contrario que cabeceó hacia el portero pero el almeriense no supo resolver lanzando el balón al lado izquierdo de la portería.

Los comentarios de que se había perdonado mucho y eso se paga y los nervios empezaron a aflorar en la grada y en parte en el campo. Aunque el Elche nunca se tiró para adelante y la defensa granadina estaba segura, menos Jaime que hoy volvió a estar un poco nervioso, la parroquia empezó a mostrar su inquietud y las oportunidades se hacían cada vez más escasas. David Vidal seguía pidiendo a sus jugadores tranquilidad y contención y renunciaba a mayor profundidad.

Hasta la media hora de esta segunda parte no volvió a gozar el 74 de una oportunidad clara de gol cuando Luque saca un corner que se estrella en el larguero. Poco después Gibanel, que había adelantado mucho su posición, se deja atrás un balón en un contraataque por la derecha llevado por Francisco, perdiendo la posibilidad de resolver sólo ante el guardameta ilicitano.

La última oportunidad que tengo anotada en el minuto 43 correspondió a Luque en un saque de esquina lanzado rápidamente por Ruz, en una de las numerosas subidas al ataque de la segunda parte del lateral rojillo, pero el sevillano no acertó con la portería contraria al interponerse un defensa.
-
El Elche no mereció llevarse ningún punto de Motril y el Granada 74 esta vez mereció mejor suerte. La derrota del histórico ante el Lucena quita un poco de amargura al resultado.

Así fueron las crónicas:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para esos momentos de cabreo futbolistico, no hay nada mejor que resarcirse con una partidita al FIFA 2008, en el que aparece nuestro Granada 74, y llevarlo hasta la Champions!.

Por cierto, asistieron al partido del historico los Sres. Torres Vela, Olgoso y Domech, concejales del PSOE, y a la sazon socios noveles del Granada CF?

Ignacio Henares dijo...

Mis amigos y compañeros no creo que acudieran a Lucena con las peñas. El domingo, supongo, estarán contra el Baza. No lloraré si gana el equipo bastetano.