martes, 13 de enero de 2009

El frío polar de estos días es compatible con el calentamiento del planeta

La ignorancia es muy atrevida y la demagogia muy socorrida cuando se trata de arrimar el ascua a la sardina. Aunque ahora estemos refiriéndonos más al frío que a las brasas. La miopía y el cortoplacismo pueden llevarnos a creer en las apariencias y convencernos que se ha acabado el peligro y que todo el problema del cambio climático era una exageración ecologista que ahora se ha desvanecido con las bajísimas temperaturas que vivimos por estas latitudes (en el hemisferio Sur ahora están en verano y lo están sufriendo de otra manera). En todo caso diríamos que ha quedado momentáneamente "congelado" el debate pero volverá a calentarse. Aún a riesgo de quemarme (el hielo también quema), voy a seguir defendiendo la necesidad de la lucha contra el calentamiento del planeta, incluso a 4 grados centígrados bajo cero como hace ahí afuera mientras escribo

Esta misma mañana, muy temprano, cuando he arrancado el coche, después de quitarle la capa de hielo, he vuelto a escuchar comentarios jocosos, (siempre socorridos en las conversaciones insulsas mañaneras), sobre el cambio climático y h comprobado que no sólo Aznar y Rajoy y su primo, confunden el clima con el "tiempo".

Al calor de la chimenea, al cobijo de la calefacción, es fácil hacer chistes sobre la fusión del hielo en los polos o sobre la disminución de la mayoría de los glaciares del mundo.

Lo más curioso de lo leído y oído en estas últimas semanas lo he escuchado de un “empresario” de la estación de esquí que quería aprovechar el caos producido el día de la gran nevada para reivindicar, de nuevo, el teleférico y bromeaba sobre que Sierra Nevada se llamaba así por algo e insinuaba que el cambio climático adonde nos conducía era hacia una nueva glaciación (como la novela que acaba de publicar Pimentel). Debe haber oído campanas y no sabe dónde. Espero que estemos a tiempo de mitigar a nivel mundial los efectos del cambio climático a lo largo del siglo porque si no podríamos decirle a este personaje bocazas, representante de la peor versión de la malafollá granatense, que antes también Sierra Nevada se llamó Mons Solarium por los romanos y Sulayr por los árabes y vayamos a pollas y tengamos que rescatar el nombre aunque sea en el castellanizado Monte del Sol.

Aparte de errar, este representante de la dinámica (je, je, je) clase empresarial granaína, sobre la supuesta solución al problema de los accesos a Sierra Nevada, (que en otras ocasiones abordaré con mayor detenimiento como merece para aclarar tanta propaganda y tanta mentira vertida con la complicidad del Partido Popular y desde el gobierno municipal de Granada sobres este tema), se equivoca en cuanto a sus predicciones meteorológicas y sus deseos, por razones mercantiles, no están avalados por los datos científicos ni por las estadísticas meteorológicas.

LO EXPLICO EN BREVES PALABRAS.

MEDIA: MÁXIMAS Y MÍNIMAS. Aunque estamos ante un invierno "bastante frío", en España precedido por un otoño similar, por lo que el 2008 ha parecido un año menos cálido, en el conjunto del planeta ha sido uno de los 10 más cálidos de los últimos 150, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Los expertos en la materia coinciden en que el cambio climático, una realidad sobre la que existe un gran consenso científico, hay que verlo a nivel global y que la temperatura del mundo en promedio tiende a crecer no es incompatible con que en determinados momentos o lugares del planeta se registren olas de frío "excepcionales o que incluso se batan récord de frío".

¿POR QUÉ AHORA UNA OLA DE FRÍO SI EL PLANETA SE ESTÁ CALENTANDO? La actual ola de frío se debe al "descuelgue" de una masa de aire muy frío entre un anticiclón en el Atlántico y un anticiclón en Centroeuropa. Estos anticiclones atlánticos cierran en buena medida la entrada de borrascas del Atlántico en la península ibérica y ahora las borrascas van hacia el Polo norte y esto contribuye a que el Ártico se funda mucho más que hace unos años.

VARIABILIDAD CLIMÁTICA. Una de las consecuencias anunciadas del cambio climático es el incremento de la variabilidad climática debido a que las células que unifican el clima de la Tierra y que transportan el calor de unas zonas a otras "se están comportando de forma atípica". Se ha observado que en el Atlántico Norte hay zonas que están quedando desconectadas con zonas del sur o ecuatoriales. Esta desconexión provoca que por encima de determinadas latitudes "llegue menos energía de las zonas tropicales, que se puedan batir, por ejemplo, récords de temperaturas, o que las olas de frío sean intensas". Incluso cabría la posibilidad de glaciaciones repentinas que no serían incompatibles con el calentamiento global, porque en promedio "la Tierra está más cálida".

Hay que desterrar la idea de la cabeza de que o más frío o más calor, pueden darse las dos cosas al mismo tiempo. En algunas zonas puede registrarse más frío, pero a nivel global está haciendo más calor, y esto, en gran parte, por nuestra culpa, por nuestro modelo actual de desarrollo y por el desigual e injusto consumo de nuestra sociedad "desarrollada". (Y lo digo con el forro polar puesto, la camiseta térmica y los calcetines que me han regalado los Reyes Magos).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y luego los gilipollas de siempre dirán que la culpa la tiene Zp o que se yó que imbecilidad nueva...
Compañero el mundo les importa una mierda mientras sus empresas y las de los suyo sigan haciendo más pasta.
Mira aquí si quieres mas info sobre calientamiento global:
http://calentamientoglobalclima.org/category/global-warming/

Un saludo y un abrazo
Jose Megías :-)

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. El otro dia escuche en la radio (Cope, para precisar) de uno de esos que opinan de todo, que "como van a predecir los cientificos el cambio global para dentro de 50 años si no supieron predecir la nevada de
madrid del otro día". Alucinante. Si todo sobre lo que opinan tenga el mismo rigor... Como decimos por aquí, "que díos nos pille confesaos".

Saludos. Josemiguel

Ignacio Henares Civantos dijo...

Eso te pasa por escuchar esas emisoras José Miguel

Pacoxxi dijo...

En estos días nos sentimos, en Abla, más dentro de Sierra Nevada que nunca.

Saludos desde Abla :-) Paco