domingo, 20 de abril de 2014

No estamos solos, sabemos lo que queremos

Siempre me he preguntado parafraseando los versos de la canción "a dónde irán los artículos que no escribimos, que no publicamos". En este caso recupero uno que debió publicarse hace mucho tiempo, en el mes de octubre de 2007. Lo dejé guardado, olvidado y lo recupero ahora que ha vuelto el debate sobre el teleférico a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y que he empezado en mi blog a escribir todo lo que creo que debería saber la gente sobre este proyecto, aparte de lo que la publicidad y la propaganda nos han vendido. Como diría un gran amigo mío, os lo cuento por si me pasa algo, Dios no lo quiera ( y aunque lo quisiera).  Lo publico mientras preparo otras entradas que sumar a El teleférico más grande del mundo y ¿Es el teleférico una alternativa al tráfico hacia Sierra Nevada? 

Semana del 15 al 21 de octubre de 2007.


Esta semana ha sido clave en el tema del Teleférico. El informe del Ministerio de Medio Ambiente, hecho público el miércoles a través del periódico El PAÍS, ha supuesto un enorme impacto en la opinión pública del que se han hecho eco los medios locales posteriormente y luego se han iniciado las reacciones a las conclusiones, no vinculantes para la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, (que era la que había solicitado dicho informe). A mí me ha pillado fuera de Granada este capítulo porque he estado en Guadalajara, participando en unas jornadas sobre conservación de hábitats y especies, organizadas por la delegación española de Europarc y la fundación Biodiversidad en el parque natural del Alto Tajo, y además la mayor parte del tiempo he estado sin cobertura telefónica. Repasando las crónicas en la consulta de hemeroteca de IDEAL, he podido ver cómo éste titulaba “otro informe oficial ha dado la puntilla al teleférico entre la capital y Sierra Nevada”, aunque los empresarios no dan la batalla por perdida y han desplegado sus baterías informativas y otras armas de presión. Por un lado dicen que están a favor del proyecto porque traerá grandes beneficios y no mienten (porque eso es lo que esperan que les reporte a ellos, grandes beneficios), y por otro, piden a la Junta que no tenga en cuenta el informe del organismo autónomo de parques nacionales. Los ecologistas han reiterado su oposición al proyecto y han visto respaldados sus argumentos. Esta vez han aparecido juntos, muchos colectivos y eso les hace tener a la vez mayor capacidad para atraer y sumar a la causa a más gente, de los que podemos considerar no adscritos, jóvenes, progresistas, pacifistas, comprometidos, escépticos con los partidos políticos, radicales demócratas, (vamos muchos de los que el PSOE necesita movilizar para ganarle al PP las próximas elecciones). Le piden a la Junta que haga ya una declaración de impacto ambiental negativa y que no espere a tomar su decisión hasta después de las elecciones de marzo. O no tienen confianza en el triunfo del PSOE, y no quieren por tanto que el PP pueda fácilmente darle la vuelta a los informes, o no se fían del gobierno andaluz. A mí me encanta que haya por fin debate y polémica en este asunto. Me gusta especialmente el que se produce en el foro de Nevasport, porque me siento identificado con muchos de sus participantes (a una de ellas la acabo de conocer en las jornadas del Alto Tajo, granadina, ambientóloga que trabaja en el parque natural de Cárdeña-Montoro), pero también es interesante el que se produce en torno a los comentarios de las noticias o el mismo suscitado por el post del blog del Rumore Rumore  (ya no está operativo) de IDEAL del que soy (era) un adicto. Su autor, Quico Chirino ha estado muy hábil de reflejos cuando ha replicado al alcalde que para “patada en el culo”, la que le dieron a Nino García Royo sus compañeros de partido. Ahora se está equilibrando el debate porque ya se pueden oír voces diferentes. Hasta ahora (casi) sólo había llegado a la opinión pública la poderosa campaña publicitaria de los promotores lo que hace que tengamos que estar a la contra desmontando todas las mentiras y haciendo sacar a la luz el verdadero trasfondo de la propuesta de este teleférico. Y es curioso ver la cantidad de gente que se moja en este asunto de motu propio, porque son montañeros y no quieren más barbaridades en la Sierra, porque están hartos de listillos que se enriquecen con pelotazos, porque son amantes de la naturaleza... La salida del alcalde de Granada a la palestra no ha podido ser más desafortunada aunque estoy convencido que hará declaraciones más potentes, más fuertes. A esta metedura de pata de Torres Hurtado con la referencia a los aerogeneradores sólo cabe explicarle que precisamente por su impacto visual no se pueden instalar en los espacios naturales protegidos como es el caso de Sierra Nevada. Y recordarle su oposición a un tranvía eléctrico por el centro de la ciudad porque los "posteles" afeaban el paisaje. Pero Pepeto tiene que salir a la palestra para darle alimento a los hooligans del PP para que saquen su cantinela en contra de la Junta. En los próximos días iré desmontando los argumentos de los promotores y de sus aliados e iré desvelando cosas curiosas sobre el proyecto que harán entender mejor muchas cosas. 

(Lo de los próximos días ha tardado unos cuantos años.)

NOTA: La semana anterior la Fundación Gypaetus había revelado un informe (se puede consultar en su web, no es secreto) acerca de la repercusión de la construcción del teleférico sobre el programa de reintroducción del quebrantahuesos pero los medios de comunicación no le dieron relevancia y sólo concedieron un pequeño recuadro a este estudio. Ahora que se ha dado tanta publicidad al aniversario de la muerte de Rodríguez de la Fuente y a su legado, qué bueno hubiera sido traerlo aquí a que dijera la importancia de este bicho y de otros como muchos estamos defendiendo aquí contra tanto insensible e inculto. Asumo que los promotores desprecien este “pajarraco” en peligro de extinción, y les traiga al fresco el impacto sobre las aves de su teleférico, pero me cuesta creer que la generación que creció con la serie de El Hombre y la Tierra, considere insuficiente esta razón para oponerse al teleférico. 

No hay comentarios: