lunes, 3 de diciembre de 2007

EL PREMIO DEL “NIÑO” SE HA ADELANTADO







-


Ignacio ha llegado antes de tiempo. Seguro que es un signo de que será un adelantado de su tiempo como dice Amelia.

Ha llegado un par de semanas antes y ha nacido por cesárea como Julio César (otro signo de que será una persona importante, como presiente su madre).

Ha nacido pequeño, 48 centímetros y 2.320 gramos, (en estas unidades se disimula algo sus escasas dimensiones), pero tiene las manos y pies grandes lo que augura, según las abuelas, que será grande. Ahora puede heredar mi apodo de pequeño: “pitirri”. Lo reconozco: se me cae la baba pero no importa, tengo más.

Mariángeles poco a poco se recupera de la operación aunque, hasta en el peor momento, cuando estaba en reanimación, era la más guapa de las madres del hospital.

Para los que buceen en este apartado de Personal ya tendrán oportunidad de conocer su evolución. Por ahora anticiparé que hay una gran contradicción entre las opiniones típicas y tópicas sobre los parecidos. La mayoría dice que se parece a mí (presunto padre) y que es muy guapo, como si las dos cosas fueran posibles a la vez.

Las hermanas están encantadas. Nhaiara ha estado todo el tiempo de enfermera particular. Como práctica de enfermería, una cesárea más, pero en lo personal, una experiencia inolvidable que poca gente tiene oportunidad de vivir: ayudar a tu madre a traer al mundo a tu hermano. Se ha portado estupendamente y lo escribo aquí donde nadie lo lee. Rocío estuvo conmigo todo el tiempo en dilatación y compartió mi angustia de los momentos críticos y derramó conmigo las primeras lágrimas de preocupación y también las primeras de alegría. Mi Ángeles todavía no ha podido disfrutar de su anhelado hermanito (el diminutivo no es sólo de cariño) porque no le permiten entrar a cuidados medios en donde permanece todavía Ignacio jr. Sólo hoy ha podido saltarse la norma y entrar “a escondidas” y cogerlo en brazos unos segundos. Ahora no lo comprende pero le he dicho que esté tranquila que se va a hartar de cogerlo y de darle biberones.

Esperemos que mañana le den el alta a mi hijo y a MA también y nos podamos ir todas y todos (ahora sí hay que utilizar los dos géneros en plural) a casa.

Tendré que cambiar mi perfil en este blog y darle cabida al ratón.

5 comentarios:

Mayoyo dijo...

Mi más sincera enhorabuena.
¿Sabe usted lo que le espera, no? Pues eso.
Un saludo.

Anónimo dijo...

A mí me parece guapísimo como su madre y....será listo como su padre.Pero si se parece a su hermana,entonces ya serán dos ÁNGELES. ENHORABUENA

Esteban dijo...

Muchísimas felicidades!!!

viruvi dijo...

Pos ahora a cambiar pañales y dar biberoes¡¡¡¡ Como te vas a divertir¡¡¡¡ jejejejejejejeje¡¡¡¡ Sobre todo con eso de la cambiada de pañales, jejejejejeje¡¡¡¡

Mussssshhhhhhaaaaaaaaassssssss Felicidades¡¡¡¡

Ignacio Sanchez Henares

Raquel dijo...

Hola Ignacio,me alegra mucho haberte encontrado, por casualidad,despues de tantos años.Me alegro mucho del nacimiento de tu hijo y de que tengas una familia tan estupenda.
Un abrazo.Raquel.