jueves, 29 de mayo de 2008

El tiempo, el implacable

El tiempo pasa, nos vamos volviendo viejos…
-
Ignacio Jr. ha cumplido hoy seis meses. Casi sin darnos cuenta el benjamín ha cumplido medio año y sigue siendo el centro de atención y de atenciones de la familia.
-
Este final de curso está siendo muy movido. Ya hemos tenido la graduación en Empresariales de Rocío, en el Palacio de Congresos en un acto en el que se veía que las jóvenes mujeres llevan ya el mando. M. Ángeles ha tenido varias galas del grupo de teatro y otras tantas de gimnasia rítmica y el “pequeño” nos acompaña a todas las BBC de mayo: Susana y Toño, mi sobrina Natalia, Laura, la hija mayor de Yoli y Paco, mi ahijada Lucía. Hemos pasado el Día de la Cruz y el Corpus que ha vestido por primera vez a los dos hermanos pequeños de "gitanos".

Nos queda la fiesta de final de curso en Osuna de Nhaiara que acabará, y toda la familia con ella, Enfermería y empezará a estudiar para intentar (seguro que lo consigue) ser matrona. Quizás me pille en un congreso en Baiona de parques naturales.
-
Ignacio ya pesa siete kilos y medio y tiene buen aspecto pero recuerdo que Ángeles con esta edad pesaba dos kilos más. Por eso recibió el apelativo de “Boya”. Su primer carnaval, con seis meses, iba a ir de avispa y salió de abejorro, pero ahora tiene un tipazo, estilo a su madre. Ignacio me parecerá a mí por lo que será un pitirri y luego pegará el estirón.

Bueno, que el tiempo pasa como dice la canción de Pablo Milanés que da entrada a este post menos para MA, que está guapísima, sigue guapísima, más guapa que nunca y es la que nos da vida y fuerzas, alimento físico y espiritual a todas y a todos.


video

No hay comentarios: