domingo, 26 de abril de 2009

Aprobada la creación del Observatorio de Salud y Cambio Climático

Se han lanzado ya muchos mensajes sobre las consecuencias ecológicas, económicas y políticas (como el incremento de la inseguridad mundial) del cambio climático, pero a pesar del incremento de la información -y espero que de la concienciación social-, todavía no ha cuajado suficientemente entre la población un cambio de actitud. Es curioso que entre mis amigos lo que más interés despertó, de todo lo que he escrito en este blog sobre el cambio climático, fue cuando alerté que peligraba la producción de cerveza.

La relación del cambio climático con la salud pública es una de las dimensiones que más preocupación han suscitado en muchos ámbitos sociales y un país como España, frontera entre dos mares y entre dos continentes, es especialmente vulnerable a las consecuencias negativas sobre la salud del cambio climático. Se han señalado como principales consecuencias los efectos asociados a la contaminación atmosférica o el aumento de las temperaturas e incremento de la frecuencia de las olas de calor. O, por ejemplo, en cómo una mayor variabilidad de las precipitaciones puede afectar a la calidad de las aguas y modificar los patrones de enfermedades infecciosas.

Por eso, la aprobación por el gobierno español de la creación del Observatorio de Salud y Cambio Climático, que gestionarán los ministerios de Sanidad y Política Social y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y que contará con la participación de expertos científicos y técnicos, debe ser un nuevo aldabonazo para que el conjunto de la población sea capaz de interiorizar que el cambio global no es una cosa del futuro ni que sólo afectará a otras especies.

Entre los objetivos de este Observatorio sobre Salud y Cambio Climático estarán el análisis, diagnóstico, evaluación y seguimiento de los efectos del cambio climático en la salud pública y en el Sistema Nacional de Salud, así como la evaluación y comunicación de los efectos positivos en la salud de las políticas de mitigación del cambio climático.


Entre las funciones que desarrollará el nuevo Observatorio de Salud y Cambio Climático destacan las de:
• Analizar los riesgos para la salud del cambio climático y proponer medidas de preparación y respuesta.
• Favorecer las políticas de cambio climático mostrando sus ganancias en salud.
• Informar y sensibilizar a la sociedad respecto a este problema.
• Formar a los profesionales sanitarios y medioambientales.
• Estimular la investigación en este campo.


El Observatorio establecerá un sistema de indicadores en salud y cambio climático, desarrollará una base de datos y una plataforma web con información en la materia y constituirá una red coordinada de científicos que facilite la colaboración y el flujo de información y conocimiento entre las administraciones e instituciones. Además, el Observatorio elaborará periódicamente informes de evaluación para seguir los efectos de las políticas de cambio climático en la salud. Así mismo, el Observatorio debe ser un instrumento de apoyo a la cooperación en salud internacional del Gobierno de España para contribuir al análisis global de los impactos y de las necesidades en salud provocadas por el cambio climático.

3 comentarios:

davidare dijo...

Es interesante ver los efectos que el cambio climático está teniendo desde distintas perspectivas.
Como dijo Alfonso Guerra, primero nos rompen el reloj y después nos piden la hora. Ahora va a resultar que la culpa de la crisis la tienen quienes alertan sobre el cambio vlimático y no quienes hacen lo posible por taparlo para encubrir sus oscuros negocietes.
¡Qué interesante es tu blog, pero qué berrinches me llevo cada vez que lo leo!
Saludos.
David Rosas.

dyanna dijo...

Me gusta tu blog.I estoy esperando su nuevo puestos.

Ignacio Henares Civantos dijo...

Pues yo no espero ni quiero ningun puesto. Estoy a gusto en mi trabajo, que ademas es por todo lo alto (je, je), pero gracias por tu comentario